Síntomas gastrointestinales y COVID

Síntomas gastrointestinales y COVID

La enfermedad por coronavirus COVID-19 se caracteriza principalmente por síntomas similares a la gripe, como fiebre, tos seca, dificultad respiratoria y dolor muscular.

Estudios recientes han demostrado que hasta el 20% de los pacientes solo experimentan síntomas gastrointestinales como son náuseas, dolor abdominal o diarrea.  La gran mayoría de estos pacientes fueron inicialmente manejados en el departamento de gastroenterología y cirugía general y la infección por SARS-CoV-2 apareció más tarde en la topografía de tórax.

Algunos estudios han demostrado que los enterocitos (células del tracto intestinal), al igual que las células epiteliales en las vías respiratorias y las células parenquimatosas en los pulmones, expresan los receptores ACE2. Estos se consideran la «puerta de entrada» para el SARS-CoV-2. Además, el tracto gastrointestinal hace que los virus proliferen y los virus se excreten en las heces. En algunos casos raros, se han descrito pacientes con detección positiva del virus SARS-CoV-2 en heces y frotis negativos en la faringe.

¿Qué sucede en los pacientes portadores de enfermedad inflamatoria intestinal (EII)? ¿Son más susceptibles debido al uso crónico de esteroides?

Los pacientes con enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa tratados con corticosteroides, productos biológicos o inmunosupresores generalmente tienen un mayor riesgo de infección.

Sin embargo, es bastante interesante que en países como China y EUA donde se ha estudiado esta población no vieron un mayor riesgo de COVID-19 en pacientes con EII en terapia inmunosupresora. Por lo tanto, la Asociación China para la EII recomienda continuar la terapia inmunosupresora en pacientes con EII. De lo contrario, una recaída aguda amenaza la hospitalización, lo que aumenta el riesgo de infecciónn.

¿Qué sucede con los procedimientos endoscópicos en tiempos de COVID?

Los procedimientos endoscópicos representan un mayor riesgo de infección con SARS-CoV-2, esto se aplica en particular a los procedimientos en el tracto gastrointestinal superior, ya que el paciente, podría toser al insertar el endoscopio o estornudar con una dosis de propofol aumentando el riesgo de contagio al personal si no cuenta con el equipo de protección adecuado.

La Sociedad de Gastroenterología de los Estados Unidos ha recomendado que se pospongan ciertos procedimientos sobre todo de tipo electivo como lo son estudios de detección y monitoreo ejemplo colonoscopia y Endoscopia, de igual forma se recomienda posponer estudios o exámenes de seguimiento en pacientes asintomáticos.

En contraste, los procedimientos endoscópicos que no deben posponerse son aquellos que comprometen la vida del paciente como lo son: Sangrado del tracto gastrointestinal superior e inferior, dificultad para pasar alimentos ( ya sea por impactación de cuerpo extraño o sospecha de proceso maligno en el esófago), Colangitis o enfermedad sintomática del tracto biliar y el páncreas (por ejemplo, pseudoquistes infectados para drenaje endosonográfico) entre otros.

Pese a las medidas que se han tomado en nuestro país es importante considerar que el contagio con este virus seguirá presente en los meses subsecuentes, por tanto si presentas algún síntomas gastrointestinal no dudes en contactarnos para realizar la evaluación correspondiente.

 

Dra. María Fernanda Martínez Zarazúa

Cirujano General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *